© 2017 Rogelio Lobo

  • w-facebook
  • Twitter Clean
  • w-flickr

Statement

Creo que algunas veces observamos a la naturaleza para construir ideas y otras veces, de manera natural, construimos ideas que ya existen en la naturaleza. Tal vez se deba a que a partir de la intuición y la observación, podemos llegar a solucionar nuestro entorno físico y social. Es a partir de esta reflexión que me interesa desarrollar proyectos que me permitan explorar diversas incógnitas humanas respecto a nuestra existencia como seres vivos y nuestro planeta como espacio de supervivencia.

En mi producción se puede percibir este constante interés que tengo sobre la evolución, por las preguntas que nos hacemos todos los humanos como por ejemplo ¿Quiénes somos? ¿De dónde venimos? ¿Hacia dónde vamos?.

 

En varias de mis obras se perciben formas formas básicas utilizadas por antiguas civilizaciones para representar ideas como lo humano ( la mano) , el universo o cielo ( espiral) , triángulos (montañas) etc. así como formas que recuerdan a asteroides y a la vez a edificios; galaxias y al mismo tiempo a mapas de urbanizaciones.

 

Me interesa profundizar en las relaciones que existen entre el micro y el macrocosmos mientras intento entender el mundo que me rodea.

 

Al dimensionar nuestro planeta con respecto a la escala humana busco hacer consciente al observador de la obra de lo significante de cada una de nuestras acciones con respecto a los elementos  (tierra , agua , aire , fuego), que nos rodean mediante representaciones artísticas que nos hagan reflexionar sobre temas de conservación y respeto hacia estos elementos fundamentales para la vida.

I think that sometimes we observe nature to build ideas and other times, we naturally construct ideas that exist in nature. Perhaps it is due to intuition and observation, can solve our physical and social environment. It is an exit from this reflection that I am interested in developing projects that allow me to explore various human unknowns regarding our existence as living beings and our planet as a space for survival.

In my production can be perceived this constant interest that I have on the evolution, by the questions that we do all the humans like for example Who are we? Where do we come from? Where are we going?

 

In various forms of execution the basic forms are used that are used in civilizations to represent ideas such as the human, the universe or the sky (spiral), triangles (mountains), etc. Buildings; Galaxies and at the same time maps of urbanizations.

 

I am interested in deepening the relationships that exist between micro and macrocosm as I try to understand the world around me.

 

In dimensioning our planet with respect to the human scale, I try to make the observer aware of the work of the significant of each of our actions with respect to the elements (earth, water, air, fire) that surround us through artistic representations that reflect on conservation issues and respect for the fundamental elements of life.

Proyecto x M3

 

En mi producción se puede percibir un interés constante en abordar preguntas esenciales que nos aquejan a todos los humanos, como por ejemplo: ¿Quiénes somos? ¿De dónde venimos? ¿Hacia dónde vamos?. De igual manera me interesa profundizar en las relaciones que existen entre las escalas micro y macroscópicas del universo, mientras intento entender el mundo que me rodea. Un número importante de piezas realizadas por mí en el pasado tiene que ver con la toma de conciencia de la existencia humana a partir de la observación de la naturaleza. De igual manera me interesa la “construcción” de nuevas ideas a partir de mi individualidad artística. Básicamente oscilo entre un intento por comprender la realidad objetiva, y diversas interpretaciones -inevitablemente subjetivas- que cristalizo en obras artísticas. Para mí son cruciales la intuición y la observación como herramientas para solucionar diversas problemáticas de nuestro entorno físico y social.

 

Para poder explicar con mayor detalle aquello que tiene de singular mi práctica artística debo explicar primero que, en parte, realizo cotidianamente otro tipo de actividades que me permiten subsistir y que tienen que ver con el mercado inmobiliario. Me considero un experto en este tema, pues he podido desarrollar una faceta importante de mi personalidad que consiste en la investigación meticulosa de información, en este caso relativa a diversos proyectos de urbanización y vivienda. De igual manera mi afición por la naturaleza define gran parte de mi existencia. Suelo salir al campo varias veces por semana y realizar recorridos por los imponentes paisajes naturales en las cercanías de la ciudad de Monterrey, México. Tanto el trabajo en el mundo inmobiliario, como mi contacto con la naturaleza, se han transformado en una valiosa oportunidad para reflexionar sobre el dramático choque entre la expansión de la mancha urbana y la urgencia de preservar el entorno natural. Este es sin lugar a dudas uno de los temas sustantivos del mundo en la actualidad. Desde mi punto de vista no sería realista detener, o disminuir, la presencia humana en el planeta. Lo que sí pudiera cambiar es la manera en la que interactuamos con la naturaleza y nuestras acciones para preservarla.

 

Esta preocupación ha desembocado en varios proyectos. Por ejemplo, la investigación llevada a cabo para la pieza xM3 intenta sensibilizar al espectador sobre el incremento poblacional en el planeta ¿Cómo podríamos dimensionar el espacio físico que ocupamos los seres humanos actualmente en el mismo? Sabemos que somos aproximadamente siete mil quinientos millones de seres humanos, pero: ¿cuáles son nuestras necesidades de supervivencia y cómo nos podríamos organizar mejor en el futuro? ¿Podremos eventualmente identificarnos a nosotros mismos como un solo sistema y cuestionarnos hacia dónde vamos?

 

El proyecto xM3 consta de varias etapas. Inicia con un elemento escultórico con las dimensiones exactas de un metro cúbico en el que una persona de tamaño promedio puede entrar. Es el punto de partida para una representación del espacio que ocupamos todos los seres humanos en el planeta. Al asignar a cada habitante un metro cúbico se puede trabajar metafóricamente con esta idea, para posteriormente llevarla a diferentes ciudades, o incluso al planeta entero. De esta forma, si utilizamos por ejemplo el total de habitantes de la ciudad de Monterrey (4.5 millones aproximadamente) se formaría un cubo de 165 m3. Es posible incluso “formar” un cubo para cada ciudad o país en el mundo, llegando al cubo total mundial que contendría a la humanidad entera. xM3 es la representación de un cubo de dos kilómetros en cada una de sus aristas, en el cual habría lugar para ocho mil millones de seres humanos. Dicha cifra hace vigente las dimensiones de un volumen así solo de manera temporal, pues dentro de unos años se verá rebasada esa frontera poblacional.

 

La representación virtual de un cubo de 2 x 2 x 2 kilómetros sobre cualquier ciudad del mundo, hace posible a cualquier espectador poner las cosas en su real dimensión. Desde mi punto de vista esto permite además reflexionar sobre nuestra presencia en el planeta, y analizarla desde diferentes variables.

 

Si bien muchos de mis trabajos anteriores han sido realizados a partir de técnicas tradicionales, como dibujo, escultura o pintura, mi proceso artístico no se acota a un margen convencional y siempre estoy abierto a encontrar la solución idónea para transmitir una idea. Es por ello que en el caso del proyecto xM3 comencé a trabajar con especialistas en medios electrónicos para resolver técnicamente una plataforma virtual que le permita al espectador visualizar al enorme cubo de dos kilómetros suspendido sobre la ciudad de Monterrey, o cualquier otra. Apoyarme en las posibilidades que la tecnología ofrece en la actualidad, concretamente en el ámbito de la realidad virtual, me ha ayudado a imaginar los diferentes cubos que pueden formarse. Utilizar como referencia espacial de dicho cubo diversas ciudades emblemáticas y/o construcciones monumentales del planeta es un recurso muy poderoso para estimular la reflexión crítica en el público. La realidad virtual me permite poner en perspectiva la radical diferencia entre la biomasa de ocho mil millones de personas y la desproporcionada mancha urbana mundial. Sencillamente ambos aspectos parecen no corresponderse y contradecir toda lógica.

 

Tengo la intención de que el proyecto se extienda más adelante al campo de la realidad aumentada. Para ello ubicaría visores en edificios altos de diversas ciudades, permitiendo así a los espectadores dimensionar el cubo, y sus implicaciones, en tiempo real. Al proyecto lo acompaña material adicional realizado con técnicas como pintura, fotografía intervenida, impresiones 3D, planos, mapas de ciudades y esculturas.